miércoles, 25 de agosto de 2010

RELIGION - PRIMERO SECUNDARIA 3ER TEMA (TERCER BIMESTRE)

CRISTO: LA NUEVA Y DEFINITIVA ALIANZA


Cuando muere un pariente muy querido o un amigo íntimo, su recuerdo ocupa nuestra mente. Nos gusta recordar las pequeñas cosas que parecían ser tan características en el o en ella: su mirada, sus modales físicos, sus reacciones especiales. Recordamos también palabras y cosas que nos había dicho, señales de afecto.

Una cierta tristeza se mezcla en nuestro pensamiento cuando recordamos los últimos momentos, las últimas horas, y apreciamos de una manera especial las últimas palabras, el mensaje final que nos dejó.

Seguro que esta clase de experiencia la conocemos la mayoría de nosotros, y ésta es la experiencia que los seguidores de Jesús vivieron cuando Él, su Redentor, entregó su vida para salvarnos del pecado.



1. MOMENTOS MÁS SIGNIFICATIVOS DE LA VIDA PÚBLICA DE JESÚS

Han transcurrido treinta años de vida silenciosa de Jesús en Nazareth. Había llegado el momento en el cual, el Hijo de Dios se manifestaría públicamente como el Mesías Salvador tan esperado por los israelitas (judíos) desde hacia muchísimos siglos.

Juan el Bautista, el más grande de los profetas lo señalaría ante las multitudes. Jesús abandonando su casa y su taller de Nazareth sale al encuentro de Juan para iniciar su vida pública.



1.1 Juan Bautista, precursor del Mesías

Cierto día en la tranquila orilla del río Jordán, un hombre, vestido con piel de camello proclamaba en el desierto que había que preparar el camino del Señor y decía ¡Arrepiéntanse porque el Reino de Dios está cerca!

El tiempo de salvación había llegado. La plenitud de los tiempos se había cumplido. Juan Bautista, enviado por Dios, vino a dar testimonio de que la salvación estaba a la puerta y era necesaria y urgente por parte del hombre una nueva actitud para acogerla. Todos cuantos aceptaban esta invitación corrían al Jordán para ser bautizado por él. No faltó quien pensara que Juan era el Mesías. Pero, él, no se cansaba de repetir:

Yo no soy ni el Profeta, ni el Mesías. Él viene detrás de mí; y yo no soy digno siquiera de desatar la correa de sus sandalias. Yo bautizo con agua, pero cuando venga. Él, los bautizará en el Espíritu Santo y en el Fuego. (Lucas 3,15-17).



1.2 El Bautismo de Jesús

Un día, mientras Juan enseñaba a sus discípulos, se presentó Jesús en el valle de) Jordán, Juan lo reconoció y exclamó: He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Luego, Jesús se le acercó y pidió también ser bautizado para que se cumpliera el plan de Dios. Mientras Juan lo bautizaba, se rasgaron los cielos. El Espíritu descendió en forma como de paloma y se oyó una voz que decía: Este es mi Hijo amado en quien tengo puestas mis complacencias, escuchadle. (Mateo 3,13-17).

Después de ser bautizado por Juan en el río Jordán, Jesús, conducido por la fuerza del Espíritu Santo, fue al desierto. Allí paso cuarenta días dedicándose a la oración y a la penitencia. Y se dejó tentar por Satanás quien le propuso entregarle todos los reinos de este mundo para que no se cumpliera el plan de Dios a través de la cruz, sino a través del poder, del dominio y de la gloria.

Pero Jesús salió victorioso de esta prueba.



1.3 LA PREDICACIÓN DE JESÚS

Jesús transmite su mensaje valiéndose de parábolas que son ejemplos sencillos al alcance de sus oyentes.

Hablaba de un Reino, el Reino de Dios, afirmando que ya estaba en medio de nosotros, que ya se había inaugurado:

Ahora bien, para entrar en dicho Reino había una condición indispensable; había que nacer de nuevo, nacer de lo alto, del agua y del Espíritu. Había, por tanto, que morir, morir a uno mismo, al pecado, al egoísmo y ser nueva criatura en el Espíritu. El que no se hiciera como un niño no podría entrar en el Reino.

Y después de predicar, siempre invitaba a sus oyentes a tomar una opción; o se aceptaba o se rechazaba su doctrina.



1.4 JESÚS ELIGE A SUS APÓSTOLES PARA QUE COLABOREN CON EL PLAN DE LA SALVACIÓN

Una tarde Jesús se alejó de la multitud que le seguía y se fue Él sólo al monte. Después de haber pasado toda la noche en oración, al amanecer, volvió al Jordán, allí unos discípulos de Juan fueron los primeros discípulos en seguirle.

De entre los numerosos discípulos Jesús escogió a doce, los que Él quiso: Pedro, Santiago y Juan, Andrés, Felipe y Bartolomé, Mateo, Tomás y Santiago de Alfeo, Tadeo, Simón el Cananeo y Judas. Los escogió para que estuvieran con Él y participaran de la misión que el Padre le había encomendado y los envió luego a predicar por todo el mundo...

Los doce apóstoles convivieron constantemente con Jesús, quien puso a Pedro como cabeza de ellos.

En su compañía Jesús fue a Canaán de Galilea para asistir a una boda. Allí Jesús por intercesión de María su Madre manifestó su poder divino haciendo el primer milagro de su vida: Convirtió el agua en vino. Sus discípulos se dieron cuenta que era Dios y creyeron en Él.

Toda la gente comenzaba a hablar con elogio de Él. Jesús no era como los escribas y fariseos. Hablaba con autoridad. Las multitudes le seguían, los niños le abrazaban, los enfermos le gritaban pidiendo su curación. Los pueblos lo aclamaban y confesaban que Él era el Hijo de Dios.

Jesús hizo muchos milagros, con ellos demostraba su divinidad y la fe de los apóstoles crecía y se fortalecía cada vez más.



1.5 LA TRANSFIGURACIÓN RATIFICA QUE JESÚS ES EL HIJO DE DIOS

Hacia el final de su vida pública, viendo Jesús que se acercaba el momento de su pasión y muerte, quiso confortar a sus discípulos con un milagro que les probara plenamente su condición divina.

 Un día Jesús tomó a Pedro, a Santiago y a Juan, y los llevó a una montaña muy alta. Allí se transfiguró ante ellos: su cara brillaba como el sol y su ropa se puso resplandeciente como la luz.

 Después oyeron la voz del Padre Celestial que decía: "ESTE ES MI HIJO QUERIDO, EN QUIEN TENGO MI COMPLACENCIA; ESCUCHADLE".Mat. 17, 1-5



Recuerda que por segunda vez el Padre Celestial daba testimonio de que Jesús era realmente su hijo que Él nos da para salvarnos y al que hemos de escuchar.



2. PROCESO DE LA PASIÓN Y MUERTE DE JESÚS



2.1 Jesús anuncia su Pasión, Muerte y Resurrección

Durante su vida pública Jesús, en reiteradas oportunidades anunció su Pasión, Muerte y Resurrección.

"Tomando consigo a los doce, les dijo: "Miren que vamos hacia Jerusalén y se cumplirá todo lo que los profetas escribieron sobre el Hijo del Hombre; porque será entregado a los romanos y será objeto de burlas, insultado y escupido; y después de azotarlo lo matarán, pero al tercer día resucitará. (Le. 18, 31-34)



2.2 Jesús hace su entrada triunfal en Jerusalén

Seis días antes de la Pascua Jesús fue a Betania a ver a Lázaro a quien lo había resucitado de entre los muertos. Muchos judíos que subieron a Jerusalén antes de la Pascua para purificarse supieron que Jesús estaba en Betania y salieron a su encuentro.

En medio de palmas de olivo y gritos de Hosana, Bendito el que viene en nombre del Señor, entró en Jerusalén montado en un borriquito. (Jn. 1, 9:12:13)

Pero luego se retiró para prepararse a la celebración de la Pascua.



2.3 Jesús cumple el Rito de la Pascua Judía

Tal como les había ordenado Jesús, Pedro y Juan tenían preparado todo lo necesario para celebrar la fiesta de la Pascua en el Cenáculo (Ver Le. 22, 7-3)



Jesús lava los pies a sus discípulos

Según el rito de la cena Pascual, el más joven debía lavar las manos a todos los comensales. Más todos quedaron admirados al ver como fue el mismo Jesús como buen judío, quien lava los pies a todos en señal de servicio. Después Jesús dijo:

"Si yo, que soy el Señor y el Maestro, les he lavado los pies, también ustedes deben hacer lo mismo, los unos a los otros". (Jn. 13,14) De inmediato Jesús les dijo con toda claridad: "En verdad les digo que uno de ustedes me va entregar.

Juan el discípulo amado preguntó a Jesús: Señor quién es?

Jesús le contestó: "Voy a remojar un poco de pan al que se lo dé ese es". De inmediato se lo pasó a Judas el Iscariote. Entonces Jesús le dijo a Judas, lo que vas a hacer hazlo pronto.

Judas se comió el pedazo de pan y salió rápidamente. Era de noche. (Ver Jn. 13)



2.4 Jesús celebra la Última Cena: Signo de la Nueva y Definitiva Alianza

Mientras Jesús cenaba con ellos tomó el pan. Lo partió y pronunció unas palabras tan sencillas como llenas de misterio: Tomad y comed. Esto es mi cuerpo. Luego tomó el cáliz, dando gracias se lo dio diciendo: Bebed todos de él. Esta es mi sangre, sangre de la nueva y eterna Alianza que será derramada por vosotros y por todos los hombres. (Le. 22, 14-20)

Con este acto Jesús instituyó la Eucaristía.



2.5 La Oración en el Huerto

Después de haber cantado los himnos de acción de gracias Jesús acompañado de tres discípulos salió hacia el monte de los Olivos y lleno de angustia y tristeza mortal se puso a orar diciendo:

"Padre mío, si es posible aleja de mí ese cáliz. Sin embargo, no se haga lo que yo quiero, sino lo que quieres Tú. (Mt. 26,39)



2.6 Arresto de Jesús

Mientras sus discípulos dormían, llegó Judas acompañado de los guardias del Templo y soldados de la corte, con palos, linternas y lazos...como si fueran a aprehender a un ladrón. Jesús por su parte no opuso resistencia, ni permitió que Pedro lo defendiera con la espada. (Mt. 26, 50-52)



2.7 Juicio contra Jesús

Primero, Jesús es conducido primero donde Anas y Caifás el Sumo Sacerdote para someterlo a un proceso religioso, cuyo tribunal desde antes ya había determinado que era más conveniente la muerte de un solo hombre antes que la de todo el pueblo.

Luego lo enjuiciaron políticamente ante la autoridad romana. En ese momento Pilatos era gobernador de Palestina. Pilatos lo mandó donde Herodes rey de Judea. Este lo devolvió a Pilatos tratando a Jesús de loco.

Pilatos para contentar a los que pedían su muerte lo hizo azotar. Los soldados, burlándose, le coronaron de espinas. Los que pedían su muerte no quedaron satisfechos. Pedían la crucifixión. Pilatos por fin mandó crucificar a Jesús. (Ver Mt. 27,26)



2.8 Crucifixión y Muerte de Jesús

Tomaron luego a Jesús y lo llevaron fuera de la ciudad y en un lugar llamado Gólgota lo levantaron en alto. Fue allí y sobre todo allí, cuando lo entregó todo, hasta la última gota de su sangre:

 Entregó sus vestidos y su túnica.

 Nos dio a María como madre.

 Regaló el reino al ladrón arrepentido.

Y cuando ya nada le quedaba para sí mismo se entregó en los brazos de su Padre: Padre, en tus manos encomiendo mi Espíritu. Sólo una cosa pidió, y no para sí, sino para sus verdugos: el perdón: Padre perdónales porque no saben lo que hacen.

Con su muerte en la cruz, Jesús sella con su sangre la Nueva y Definitiva Alianza que se basa en una única ley: el Mandamiento Nuevo del Amor.

El viernes por la tarde después que los amigos de Jesús desclavaron su cuerpo de la curz, lo enterraron en un sepulcro nuevo.



3. RESURRECCIÓN DE JESÚS EL MESÍAS

Los discípulos y sus amigos fueron a buscarle al tercer día, pero encontraron la tumba vacía. Dios le había resucitado y estaba vivo para nunca más morir.

La noticia comenzó a correr por todas partes, ante la admiración de todos. Entonces los suyos se acordaron de que en muchas ocasiones le habían oído decir: Resucitaré al tercer día.

Esta es la Buena Noticia: Jesús ha vencido a la muerte y al resucitar nos comunicó su misma vida, a todos los que con Él hemos muerto al pecado.

¡Jesucristo ha resucitado! si con su muerte ha vencido al pecado, con su Resurrección ha vencido la muerte y nos ha dado: Nueva vida.



- Jesús resucitado se aparece a sus discípulos

Durante cuarenta días, Jesús, después de haber Resucitado, se apareció a sus discípulos en diferentes ocasiones:

 A María Magdalena cuando fue al sepulcro a llorar porque creía que habían robado el cuerpo de Jesús.

 A dos discípulos camino a Emaús, que se marchaban desanimados de Jerusalén. Mientras cenaban con El, lo reconocieron al partir el pan y volvieron corriendo para anunciarlo a los demás.

 Cuando estaban todos juntos, Jesús se presentó en medio de ellos y les dijo: La paz este con ustedes. Jesús hizo que lo tocaran y lo palparan para que vieran que era Él mismo.

 Ocho días después, estando también Tomás, se apareció de nuevo el Señor. Jesús le hizo meter los dedos en sus llagas y Tomás creyó. Entonces Jesús dijo: "Felices los que creerán sin haber visto.

 Luego sopló sobre ellos y les dijo:"Reciban el Espíritu Santo a quienes perdonen los pecados, les serán perdonados, a quienes se los retengan, les serán retenidos". En ese momento Jesús instituyó el sacramento de la Reconciliación.

 Los apóstoles se reunieron en Galilea, y Jesús se les apareció mientras pescaban en el lago. Pescaron de manera milagrosa, y comieron con el Señor. En esta ocasión, Jesús hizo a Pedro pastor supremo de todo su rebaño es decir de la Iglesia.



4. LA ASCENSION DE JESÚS

Jesús después de 40 días de estar con los apóstoles, los llevó a la montaña de los Olivos en Jerusalén. Allí los bendijo y les dio el encargo de ir por todo el mundo anunciando la Buena Nueva de la Resurrección y a la vista de todos subió por los aires hasta que una nube lo cubrió.

Desde aquel día, Jesucristo resucitado vive gloriosamente en el cielo junto a Dios Padre, y desde allí nos guía y fortifica a todos nosotros su Iglesia constantemente con la fuerza del Espíritu Santo. Gracias a ella la Iglesia de Jesús se ha hecho cada vez más grande. Los apóstoles y sus sucesores los obispos y los sacerdotes, han predicado el Evangelio constantemente. Hoy día los misioneros van aún por todo el mundo anunciando la Buena Nueva de la resurrección de Jesús. Así, gentes de todas las razas y de todas las lenguas, conocen a Jesús y creen en Él y reciben el Bautismo y son de la Iglesia que crece cada día sin cesar.

La Iglesia continúa y hace presente la doctrina de Jesús y la salvación que Él nos trajo, porque en la comunidad de la Iglesia:

 En la Eucaristía se renueva el Sacrificio de la Cruz.

 Nuestros pecados son perdonados.

 Se anuncia la Palabra de Dios y se interpreta auténticamente.

 Nos recuerda cómo vivir las Bienaventuranzas y las obras de misericordia, solidarizándonos con los más pobres y necesitados.





Actividades permanentes:

1. Elabora un mapa sinóptico

2. Ilustra tema por tema

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada